Cuando en 1792 el Consejo de Castilla refunde los cinco hospitales más importantes de nuestra ciudad (Dios Padre, Santa Escolástica, San Joaquín o Convalecientes, Santa María Magdalena y Nuestra Señora de la Misericordia), se decide que el nuevo Hospital General de Ávila ocupará el edificio que era sede del Hospital de La Misericordia. Fue elegido como sede del nuevo hospital porque era el edificio que mejores condiciones reunía: situado en un lugar inmejorable, entre la Muralla y el río Adaja, gozaba de buena construcción y, al estar orientado al mediodía, era muy luminoso y soleado.

Desde el primer momento, se procede a reconstruir el edificio y se intenta aumentar el número de camas; así, de lHospital Provincialas 79 con que se contaba entre los cinco hospitales se consiguió aumentar hasta 100 plazas, quedando los enfermos distribuidos en 4 salas: enfermedades comunes, contagiosas, cirugía y convalecencia. Queda, pues, constituido un hospital que acoge a enfermos con todo tipo de dolencias, acabando de este modo con las normas particulares por las que se regían los hospitales de la beneficencia que solamente admitían enfermos con determinados males, excluyendo a otros.

La Dirección del nuevo Hospital General depende de la Junta de Hospitales nombrada por el Consejo de Castilla. Por otro lado, los religiosos comienzan a prestar colaboración a principios del siglo XIX, aunque es a partir de 1836 cuando seis hermanas pertenecientes a la congregación de las Hijas de la Caridad inician la labor de cuidar a los enfermos del Hospital, en un trabajo ininterrumpido hasta nuestros días.

Cabe destacar la importancia que tuvo como centro docente de estudios anatómicos,  donde el cirujano daría clases, además, a los practicantes en la sala necrópsica del Hospital.



 



A comienzos del siglo XIX, concretamente en 1809, los franceses toman la ciudad de Ávila, ocupando el hospital y alojando en él numerosos enfermos de esta nacionalidad; es una época de caos social y político que provoca la pérdida de buena parte de documentos que se conservaban en el archivo del hospital desde el siglo XV, fecha de la fundación del antiguo Hospital de la Misericordia.

La dirección a cargo de la Junta de Hospitales finalizó en 1836, año en que el hospital pasa a depender del Ayuntamiento de Ávila. En 1849 cambia su titularidad a la Diputación Provincial y se inicia una nueva etapa en la que pierde su carácter de institución local, ampliando sus funciones a toda la provincia: con ello, pierde el nombre de Hospital General de Ávila para denominarse Hospital Provincial de la Beneficencia de Ávila, dirigido por la Junta Provincial.
Hospital Provincial
Esta importante ampliación de su radio de acción que supone la admisión de enfermos de toda la provincia de Ávila conlleva un aumento considerable de la actividad hospitalaria,  poniéndose de manifiesto la urgente necesidad de ampliar el número de camas disponibles. Pero, debido al escaso presupuesto con que se contaba para finalizar las obras de remodelación, no se consiguió  culminar la construcción del llamado Pabellón Occidental hasta 1865, pabellón que contaba con grandes salas que podían albergar alrededor de 30 enfermos: es en este lugar donde se situaban en la postguerra las salas de Santa Teresa y Militar. En 1870 el hospital se estructura con un nuevo pabellón en el lado oriental, simétrico al anterior, donde se establecieron las salas de San Vicente y Dolores; ambos pabellones quedaban unidos por un edificio central en el que se instalaron una nueva y amplia cocina, la botica, una habitación para el farmacéutico y el archivo.

Sigue creciendHospital Provincialo el hospital y realizándose mejoras hasta 1936, fecha en la que la Guerra Civil provoca que nuestro hospital se convierta en uno de los primeros hospitales de sangre, aunque su funcionamiento se realiza en condiciones muy precarias por la falta de medios y por su proximidad al frente que conlleva el ingreso de innumerables heridos, sobrepasando ampliamente su capacidad.

A partir de 1940 entra en una etapa que, aunque la actividad médica sigue siendo intensa, las instalaciones presentan insuficiencias que manifiestan una evidente escasez de medios; esta situación provoca el reproche de médicos de prestigio de nuestra capital, culminando todo ello con  la construcción de un nuevo hospital más moderno y mucho mejor equipado para poder atender a todos aquellos enfermos de la provincia que necesiten asistencia hospitalaria.

Así, en 1947, la Comisión Gestora de la Diputación aHospital Provincialprueba la construcción de un nuevo Hospital Provincial en el lugar llamado "Los Berrocales", próximo al Monasterio de Santo Tomás, en la parte sur de nuestra ciudad. El traslado se realiza en 1954 y las nuevas salas siguen manteniendo los mismos nombres, hecho que nos indica que el cambio no supone una ruptura con la actividad asistencial iniciada por el antiguo Hospital de la Misericordia en 1540: todo sigue como el día anterior en un espacio físico nuevo.




Una vez realizado el traslado al nuevo edificio, el hospital mantiene un período de auge que se mantendrá durante unos años hasta que, a partir de los años 60, el sistema de la Seguridad Social inicia un proceso de construcción de centros propios que, junto con el paralelo incremento de la cobertura de la población, muy próximo al 100%,  hace que se vayan perdiendo más y más enfermos, incluidos los de la Beneficencia, que termina desapareciendo.

La apertura del Hospital Nuestra Señora de Sonsoles en febrero de 1977 y la construcción del nuevo Hospital Psiquiátrico en 1981 suponen la desaparición de los servicios de psiquiatría, pediatría, medicina interna, etc. Esto supone un cambio en la orientación asistencial  del Hospital Provincial, que pasa a ocuparse cada vez más a los enfermos de larga duración, residencia asistida y a ejercer una actividad de cirugía general que goza de algunos destellos ocasionales.

Hospital Provincial en al actualidadA pesar de encontrarse en una de las situaciones más graves de su larga historia, quedando a expensas de las necesidades del INSALUD, tiene una especial relevancia la creación de la Escuela de Enfermería en el propio hospital en 1976 y, aunque posteriormente trasladó su sede a otro edificio, aún mantiene allí sus prácticas y a muchos de los profesionales contratados como profesores asociados. En 1978 se inauguró el Colegio Universitario de Medicina, dependiente de la Universidad de Salamanca , que finaliza con su cierre en 1981.

En enero de 1996 es transferido a la Junta de Castilla y León, abriéndose una etapa llena de posibilidades para la población abulense y para los trabajadores del Centro. Efectivamente, en 2001 se transfieren a la Junta de Castilla y León las competencias en materia de Sanidad. En el año 2003 se da un paso decisivo en la integración y coordinación de los dispositivos asistenciales de Ávila, creándose el Complejo Asistencial.Hospital Provincial




En 2006 comenzaron las obras de ampliación y reforma del Hospital Provincial que finalizaron en septiembre de 2010, aumentando en un 60% su superficie útil y posibilitando una integración racional y una potenciación de todos los servicios del Complejo Asistencial de Ávila.




El Hospital Provincial fue inaugurado por el Presidente de la Junta de Castilla y León el 26 de Enero de 2011.





Hospital Provincial Edificio 

















Página Actualizada 2013/05