Los tratamientos tienen una duración variable, desde una única sesión a más de 30 sesiones. En los tratamientos más largos (varias semanas), las sesiones se administran diariamente, de lunes a viernes. En los tratamientos cortos, la pauta de administración puede variar. 

Es muy importante que reciba todas las sesiones previstas para así alcanzar la dosis adecuada.