Un factor de riesgo es cualquier elemento que aumenta la posibilidad de desarrollar una enfermedad Las personas que presenten factores de riesgoEste enlace se abrirá en una ventana emergente tienen más probabilidades que el resto de padecer cáncer de pulmón.


Hasta la fecha han podido identificarse como factores de riesgo para cáncer de pulmón:


El Tabaco


El consumo de tabaco es el factor que con mayor frecuencia se asocia al cáncer de pulmón. El tabaco está implicado en al menos el 90% de los casos de cáncer de pulmón. El humo del tabaco contiene varios cientos de sustancias tóxicas y parte de ellas carcinógenas.Pero recuerde que a pesar de que no fume, la exposición frecuente al humo del tabaco (tabaquismo pasivo) también aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón.


Los carcinógenos del medio laboral


El asbesto (o amianto) es el más importante. Las personas que tienen ciertos trabajos (como las industrias de construcción y química) tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de pulmón. La exposición ocupacional a otras sustancias químicas tales como: asbesto, arsénico, cromo, níquel, berilio, cadmio, hollín y alquitrán también pueden ser causa de cáncer de pulmón.


El gas radón


El radón es un gas radiactivoEste enlace se abrirá en una ventana emergente invisible, sin olor y sin sabor que procede de la tierra y de las rocas. Las personas que trabajan en las minas pueden estar expuestas al radón.


La contaminación atmosférica


La contaminación del aire puede aumentar levemente el riesgo de cáncer de pulmón.


Los antecedentes familiares de cáncer de pulmón


Las personas con padre, madre, hermano o hermana con historia de cáncer de pulmón pueden tener un ligero aumento en el riesgo de esta enfermedad, aunque no fumen.


Los antecedentes personales de cáncer de pulmón


Las personas que ya han tenido cáncer de pulmón tienen mayor riesgo de padecer un segundo tumor de pulmón.


Edad superior a los 65 años


La mayoría de las personas tienen más de 65 años cuando les diagnostican cáncer de pulmón.