Vivir un proceso de cáncer supone un desafío, tanto para las pacientes como para sus familias. Es importante hablar y exteriorizar sus sentimientos. Hablar con alguien que haya pasado por lo mismo que usted le va a resultar de gran ayuda. Muchas organizaciones tienen líneas de ayuda y foros en línea.


Tras la cirugía de la mama, el brazo y en ocasiones la espalda, se pueden hinchar porque los vasos y ganglios linfáticos axilares han sido también eliminados, es lo que se denomina linfedema. Pero el linfedema se puede prevenir y para esto hay que intentar mantener un buen drenaje de la linfa mediante ejercicios específicos y/o masajes realizados por especialistas así como evitar las infecciones de la zona.


Ejercicios para prevenir el linfedema:


      Recuerde que deben realizarse varias veces al día todos los días porque la constancia es

      fundamental para obtener resultados favorables en la prevención del desarrollo del linfedema.


      Ejercicios en reposo:


            - Permanezca acostada durante 45 minutos.

            - Apoye el brazo sobre almohadas para mantenerlo elevado.

            - Abra y cierre la mano de 15 a 25 veces mientras está acostada.


      Ejercicios beneficiosos para desbloquear cuello y hombros:


            - Realice rotaciones con ambos hombros y elevaciones con ambos hombros.

            - Gire la cabeza hacia la derecha, hacia la izquierda y hacia delante, siempre volviendo a la

              posición inicial. 

            - Intente llevar la mano hasta la oreja del lado contrario por encima de la cabeza.

            - Levante el brazo suavemente, apoyando los dedos sobre la pared y suba lentamente

              hasta donde alcance.

            - Intente cogerse ambas manos por la espalda y si es posible separe suavemente las manos

              de la espalda.


      Ejercicios beneficiosos para los brazos y muñecas:


            - Haga rotaciones de ambas muñecas con los brazos estirados.

            - Flexione y extienda los brazos, en horizontal, al mismo tiempo:
              En la posición de flexión mantenga la mano cerrada y ábrala durante la extensión.

            - Simule el gesto de saludar y el de desenroscar bombillas con ambas manos.

            - Apoyando los dedos de la mano en la pared trate de dibujar círculos con las manos hacia 

              dentro y hacia afuera.

            - Apriete una mano contra otra por delante del pecho durante 10 segundos.

            - Mantenga el brazo limpio e hidratado y revíselo a diario para ver si hay algún cambio.  


      Además deberá tener en cuenta que:


            - Debe evitar movimientos bruscos: en el autobús, paseando un perro... evitar trabajos

              repetitivos que puedan poner en tensión la mano y el brazo. 

            - Use un sujetador que no le quede apretado.

            - Evite masajes bruscos y fuertes.

            - Evite el exceso de temperatura (agua muy caliente, hornos, estufas, esterillas eléctricas,

              infrarrojos, radiación solar, UVA, sauna, etc.). 

            - Protéjase del sol y use un protector solar.

            - Si usa joyas que no le ajusten la muñeca o los dedos y prendas de vestir que no tengan

              cinturones ni puños apretados.


Cuidados para prevenir las infecciones en el brazo con linfedema:


      - No se depile las axilas con hojas de afeitar, ni cera caliente o fría utilizar preferentemente una

        maquinilla eléctrica.

      - Tenga especial cuidado con la manicura y al cortar las uñas para evitar hacerse cortes en la

        piel. 

      - Cure muy bien las heridas pequeñas, aunque parezca que no son importantes, cualquier herida

        es una puerta de entrada para los gérmenes y facilita la infección. 

      - Prevenga las picaduras de insectos o curarlas inmediatamente

      - Use guantes cuando esté realizando trabajos en la casa y sobre todo en labores de jardinería.

      - Use un dedal cuando esté cosiendo.

      - Utilice repelente de insectos.