Fecha de publicación:7/04/2017

poster

“Hablemos de la depresión”

         El Día Mundial de la Salud, que se celebra el 7 de abril de cada año para conmemorar el aniversario de la fundación de la Organización Mundial de la Salud, ofrece una oportunidad para tratar un tema de salud específico que interese a las personas de todo el mundo.

         El tema que propone la OMS para la campaña del Día Mundial de la Salud de 2017 es la depresión. El eje de la campaña es la importancia de hablar de la depresión como componente vital de la curación. La estigmatización de las enfermedades mentales, incluida la depresión, sigue siendo un obstáculo para que las personas de todo el mundo pidan ayuda. Hablar de la depresión, bien con un familiar, amigo o profesional médico, bien en contextos más amplios (como la escuela, el lugar de trabajo y los entornos sociales) o en el ámbito público (medios de comunicación, blogs o redes sociales), ayuda a eliminar esta estigmatización, lo que en definitiva conllevará un aumento de las personas que piden ayuda.

         Según la OMS, la depresión puede afectar a cualquier persona y en todas las edades y condiciones sociales. Provoca angustia mental y afecta a la capacidad de las personas para llevar a cabo incluso las tareas cotidianas más simples, lo que tiene en ocasiones efectos nefastos sobre las relaciones con la familia y los amigos y sobre la capacidad de ganarse la vida. En el peor de los casos, la depresión puede provocar el suicidio, que actualmente es la segunda causa de muerte entre las personas de 15 a 29 años de edad.

         Ante las diferentes etapas de la vida:

La adaptación para algunos niños les resulta más difícil y les provoca estrés e incluso depresión:

         Otros signos y síntomas de depresión durante la infancia son el retraimiento, la irritabilidad, el llanto excesivo, la dificultad para concentrarse en la escuela, cambios en el apetito o dormir más o menos de lo normal. Los niños más pequeños pueden perder el interés por jugar. Los niños de mayor edad pueden correr riesgos que normalmente no asumirían.

         La depresión es prevenible y tratable en cualquier etapa de la vida. Hable con él sobre las cosas que suceden en el hogar, en la escuela y fuera de la escuela. Intente averiguar si hay algo que le preocupa

            La adolescencia y los primeros años de la adultez ofrecen muchas oportunidades:

         En esta etapa de la vida puede tener más oportunidades para conocer a otras personas, visitar sitios nuevos y encontrar un rumbo en la vida. Estos años también pueden ser estresantes. Si ante estos desafíos se siente agobiado en lugar de entusiasmado o está en contacto con algún adolescente que puede estar deprimido, hable con alguien de su confianza o pida ayuda profesional.

         En el caso de un adolescente acompáñele ofreciéndole ayuda para que no se aísle y mantenga el contacto con amigos y familiares. Es mucho lo que se puede hacer para prevenir y tratar la depresión.

            Los cambios vitales que conlleva el envejecimiento pueden provocar depresión:

         La depresión entre las personas de edad avanzada va asociada normalmente a afecciones físicas, como cardiopatías, hipertensión, diabetes o dolor crónico; a acontecimientos vitales difíciles, como la pérdida de la pareja; y a una disminución de la capacidad para hacer cosas que antes se podían hacer.

         En estas personas se puede tratar con terapia de acompañamiento, con medicación antidepresiva o con una combinación de ambos métodos.

Recuerde: la depresión se puede tratar de manera eficaz. Si cree que tiene depresión, pida ayuda.

Recomendaciones:

  • Hable de sus sentimientos con alguien de su confianza. La mayoría de las personas se sienten mejor tras hablar con alguien que se preocupa por ellas.
  • Solicite ayuda profesional si es necesario. Hablar con un profesional sanitario local o con su médico de cabecera es un buen punto de partida.
  • Siga realizando las actividades que le gustaban cuando se encontraba bien.
  • No se aísle. Mantenga el contacto con familiares y amigos.
  • Haga ejercicio regularmente, aunque se trate de un pequeño paseo.
  • Mantenga hábitos regulares de alimentación y sueño.
  • Preste especial atención al bienestar de su hijo durante cambios vitales como un cambio de escuela o la pubertad.
  • Anime a su hijo a dormir suficientes horas, a comer regularmente, a tener actividad física y a hacer cosas que le gusten.

Para saber más:

Organización Mundial de la Salud (OMS)

 http://www.who.int/campaigns/world-health-day/2017/event/es/Este enlace se abrirá en una ventana nueva


Salud Mental

http://www.saludcastillayleon.es/ciudadanos/es/enfermedades-problemas-salud/enfermedad-mental


Organización Mundial de la Salud: La Depresión

http://www.who.int/topics/depression/es/Este enlace se abrirá en una ventana nueva


Portal de Salud de Castilla y León – Aula de Pacientes – Guía de Depresión

http://www.saludcastillayleon.es/AulaPacientes/es/guias-aula/depresion

Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental

http://www.feafes.comEste enlace se abrirá en una ventana nueva


Teléfono de la Esperanza

(Tienen teléfono de crisis 24 horas en las principales poblaciones españolas)

http://www.telefonodelaesperanza.orgEste enlace se abrirá en una ventana nueva