Fecha de publicación:17/05/2017

Conocer las cifras”

La Liga Internacional de Hipertensión Arterial (World Hypertension League),  junto con la Sociedad Internacional de Hipertensión (ISH), conmemora cada 17 de mayo el Día Mundial de la Hipertensión Arterial. El lema del Día Mundial de la Hipertensión es “Conocer las cifras” con el objetivo de aumentar la concienciación sobre la tensión arterial (TA) en todas las poblaciones de todo el mundo.

Con esta celebración, la Sociedad Internacional de Hipertensión pretende resaltar la necesidad de aumentar la detección de la TA elevada y reducirla en más de 2 millones de personas en el mundo cuya TA elevada requiere intervención de acuerdo con las directrices actuales.

Los objetivos clave son:

 

a)    Examinar al menos 25 millones de personas mayores de 18 años que no se han medido la TA durante al menos un año.

b)    Proporcionar al menos una dieta y unas pautas de estilo de vida a todas aquellas personas que tienen las cifras en el rango hipertensivo (≥140mmHg sistólica y / o ≥ 90mmHg diastólica).

c)    Utilizar los datos sobre la hipertensión no tratada para motivar a los gobiernos a mejorar las instalaciones y las políticas locales de detección y, con ello, reducir la carga global de enfermedad asociada con la TA elevada.

 

La hipertensión arterial (HTA) es una enfermedad crónica que afecta a más del 25-30% de la población y se considera un problema de salud pública importante en los países desarrollados. Se denomina tensión arterial a la presión que soportan los vasos arteriales en el organismo. Esta presión se origina con el latido cardiaco que lanza la sangre desde el corazón y la distribuye a través de las arterias. Las cifras óptimas de tensión arterial están en 120 mm Hg (máxima o sistólica) y 80 mm Hg (mínima o diastólica), y se considera que hay HTA, según los criterios actuales, cuando la presión arterial sistólica o máxima es mayor o igual a 140 mm Hg o cuando la presión arterial diastólica o mínima es igual o mayor de 90 mm Hg.

Entre las personas afectadas, un número importante no están tratadas y de aquellas que reciben tratamiento más del 50% no tienen las cifras de tensión controladas. Es uno de los principales factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares, como el infarto de miocardio, los accidentes vasculares cerebrales o la insuficiencia cardiaca, entre otras.

Para que las cifras de la tensión arterial sean fiables, la medición debe realizarse en determinadas condiciones: sentados, tras un periodo de reposo, sin haber tomado alcohol, café y sin haber fumado al menos 30 minutos antes; además se recomienda medir tres veces la tensión arterial y calcular la media de esas tres mediciones. Una medida aislada de la tensión arterial no sirve para diagnosticar HTA.

Está demostrado que se reduce la tensión arterial cuando:

  • se reduce el peso
  • se limita la sal que se toma a diario a menos de 6 gramos al día
  • se practica actividad física moderada de 30 a 45 minutos todos los días
  • se reducen las grasas saturadas de la dieta y se aumenta el consumo de  frutas y verduras a diario
  • se reduce la ingesta de alcohol
  • se suprime el consumo de tabaco.

El tratamiento de la HTA comprende modificaciones del estilo de vida y, cuando es necesario, la administración de fármacos. El tratamiento con fármacos de la HTA está protocolizado y serán los profesionales los que, en cada caso, indiquen la mejor forma de conseguir el control, ya sea con uno o más fármacos.

Según la última Encuesta Nacional de Salud Española 2011-2012, el porcentaje de personas mayores de 15 años que declara tener la tensión alta diagnosticada por un médico en Castilla y León, es del 20,67%. En España las cifras son algo inferiores, 18,47%. Con respecto a la encuesta del 2006, la prevalencia ha disminuido. Por encima de los 60 años la HTA puede afectar a un 40-50% de las personas.

 

Según los datos de la Cartera de Servicios de Atención Primaria, se puede estimar que la proporción de personas mayor o igual a 15 años en Castilla y León que desconocen su enfermedad es del 15%.

 

Entre las actividades preventivas del adulto contempladas en la Cartera de Servicios de Atención Primaria de Castilla y León, se incluye la medición de la tensión arterial en los centros, que se inicia en las personas de 20 años (medición de la tensión arterial cada 4 años si las cifras son normales) precisamente, para detectar lo antes posible a las personas hipertensas;  en el caso de las personas de más de 40 años y mientras mantengan las cifras dentro de la normalidad, el criterio es medir la tensión arterial cada dos años.

 

 

Para saber más:

 

 

Club del hipertenso de la Sociedad Española de Hipertensión.

http://www.clubdelhipertenso.es/Este enlace se abrirá en una ventana nueva

 

Fundación Castellana y Leonesa del Corazón (FUCALEC): preguntas y respuestas sobre hipertensión arterial

http://www.fucalec.com/PACIENTES/paciente.aspxEste enlace se abrirá en una ventana nueva

 

Fundación Española del Corazón

http://www.fundaciondelcorazon.com/prevencion/decalogo-de-la-vida-sana.htmlEste enlace se abrirá en una ventana nueva

 

Fisterra: Guías para pacientes. Hipertensión

http://www.fisterra.com/ayuda-en-consulta/informacion-para-pacientes/hipertension-arterial/Este enlace se abrirá en una ventana nueva

 

Fisterra: Guías para pacientes. Automedición de la hipertensión arterial

http://www.fisterra.com/ayuda-en-consulta/informacion-para-pacientes/automedicion-presion-arterial-ampa/Este enlace se abrirá en una ventana nueva

 

MedlinePlus

https://medlineplus.gov/spanish/highbloodpressure.htmlEste enlace se abrirá en una ventana nueva

 

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Web de estilos de vida saludable

http://www.estilosdevidasaludable.msssi.gob.es/Este enlace se abrirá en una ventana nueva

 

Portal de Salud de Castilla y León. Salud y estilos de vida

http://www.saludcastillayleon.es/ciudadanos/es/salud-estilos-vida