Fecha de publicación: 13/05/2012
 

La Enfermedad de Crohn y la Colitis Ulcerosa forman parte de las denominadas Enfermedades Inflamatorias Intestinales. Ambas son enfermedades de causa desconocida, autoinmunes, crónicas, no tienen tendencia a la curación y producen afectación intestinal con inflamación recidivante, es decir que las personas pasan por momentos de normalidad (fase inactiva) y por momentos de sintomatología (fase activa). La duración de las fases es variable entre diferentes personas e incluso en la misma persona.


Existen varias teorías e investigaciones sobre las causas de la enfermedad. Se piensa que existe un agente causal inicial desconocido (vírico, dietético, ambiental...) que produce unos cambios en el intestino de algunas personas, debido a causas genéticas e inmunitarias.


Fundamentalmente afecta a personas jóvenes, diagnosticándose, sobre todo, entre los 15 y los 40 años de edad, y se dan más o menos por igual en hombres y mujeres. Varios estudios han asociado la enfermedad a un gen del cromosoma 16.


En la enfermedad de Crohn, existe afectación de cualquier parte del tubo digestivo, desde la boca al ano, siendo más frecuente la afectación desde la parte final del intestino delgado (ileon) a la parte inicial del intestino grueso (ciego), es decir, la región ileocecal. Está afectada toda la pared del intestino, no solo la mucosa.


En función del lugar afectado se clasifica en:

  • Ileocolitis: parte inferior del intestino delgado -ileon- y el intestino grueso -colon-.
  • Enteritis de Crohn: Intestino delgado en general.
  • Ileítis: Ileon o porción final del intestino delgado.
  • Enfermedad de Crohn gastroduodenal: estómago y la primera parte del intestino delgado - duodeno-.
  • Yeyunoileítis: Mitad superior del intestino delgado - yeyuno-.
  • Colitis de Crohn (granulomatosa): Colon.

Los síntomas más frecuentes son:  diarrea, dolor abdominal y otros síntomas generales como debilidad, pérdida de peso o falta de apetito. Se pueden producir también estenosis de la pared intestinal (estrecheces), inflamación de la pared del intestino, úlceras, fisuras, fístulas (comunicaciones entre el intestino y otros órganos) y abscesos (bolsas de pus).


El tipo de enfermedad va a determinar los síntomas. Los pacientes que tienen síntomas inflamatorios suelen tener dolor y diarrea, mientras que los que tienen síntomas de estenosis o estrechez, presentan más dolor e incluso obstrucción intestinal. La enfermedad de Crohn puede afectar al ano, produciendo lesiones de tipo fístula, absceso o úlcera, con sus correspondientes molestias. En cada paciente se pueden añadir otros síntomas, como los dependientes de la anemia (debilidad, palidez), de las manifestaciones extraintestinales (dolores articulares, óseas, lesiones en la piel, ojos, hígado) o muchos otros síntomas digestivos (vómitos, por ejemplo). Los niños con enfermedad de Crohn pueden sufrir retrasos en el rendimiento escolar, en el desarrollo sexual y en el crecimiento.


En la Colitis Ulcerosala afectación se produce exclusivamente en el intestino grueso. La sintomatología puede parecer la de una gastroenteritis que no se cura incluyendo sangrado. La persona afectada tiene una diarrea progresiva con un gran número de deposiciones de pequeña cantidad, de día y de noche, con incontinencia en muchos casos, tenesmo (sensación de seguir teniendo que defecar), rectorragia (sangre en heces), moco y pus en heces y, como síntomas generales, puede llegar a presentar  cansancio, adelgazamiento, falta de apetito, afectación en huesos y articulaciones, ojos y piel. A veces hay estreñimiento. No hay afectación en el ano. Como en el Crohn existen también épocas activas de la enfermedad y épocas inactivas.


En el tratamiento hay que diferenciar las dos situaciones: el tratamiento en la fase de reactivación y el tratamiento preventivo en los periodos inactivos para evitar los brotes. En las fases de brotes, se suelen utilizar salicilatos, antibióticos o corticoides,  si los brotes son intensos. A veces se utilizan inmunosupresores, y en los casos con mayor afectación,  puede ser necesario ingresar al paciente para aplicar tratamientos intravenosos con reposo intestinal. En ocasiones hay que utilizar la cirugía para eliminar la zona con más lesiones. La nutrición en estas personas es muy importante, uy deben tilizar dietas que eviten las carencias de vitaminas o minerales o aquellos alimentos que produzcan molestias al paciente. En casos determinados se recomiendan dietas bajas en carbohidratos complejos, y cuando existe estenosis son recomendables las dietas pobres en fibra. También se utilizan antidiarréicos y en muchos casos es importante el apoyo psicológico.


Para realizar un diagnóstico correcto de estas enfermedades, es importante realizar una historia clínica del paciente exhaustiva, revisar sus antecedentes familiares, el estudio de los análisis, la realización de endoscopias y biopsias, diagnósticos radiológicos, gammagrafías, etc.


El pronóstico de vida de estos enfermos no es muy diferente a otras personas, si bien va a depender de cada caso. Son enfermedades para las que, en la actualidad, no se conoce la curación definitiva, pero hay que intentar mantenerlas bajo control. La calidad de vida de las personas afectadas está muy relacionada con la cantidad de brotes que presenten.


Las líneas de investigación de estas enfermedades pasan por el mejor conocimiento de las mismas, sus causas, el descubrimiento de nuevos tratamientos, la mejora en la eficacia de los existentes y el control de los efectos secundarios; estas líneas pretenden mejorar  la calidad de vida de las personas afectadas.



Para saber más:



Sociedad Española de Gastroenterología. Grupo de Trabajo de Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa de España

Sociedad Española de Gastroenterología. Grupo de Trabajo de Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa de España

http://www.geteccu.org/Este enlace se abrirá en una ventana emergente



MedlinePlus

MedlinePlus

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/crohnsdisease.htmlEste enlace se abrirá en una ventana emergente



Instituto Nacional Americano de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón (NIDDK)

"Lo que Vd. Debe saber sobre la enfermedad de Crohn": Instituto Nacional Americano de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón (NIDDK) (Página en castellano)

http://digestive.niddk.nih.gov/spanish/pubs/crohns_ez/index.aspxEste enlace se abrirá en una ventana emergente



Confederación de Asociaciones de Crohn y Colitis Ulcerosa de España. ACCU-España

Confederación de Asociaciones de Crohn y Colitis Ulcerosa de España. ACCU-España.

http://www.accuesp.com/es/Este enlace se abrirá en una ventana emergente



Comunidad de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa (CECCU)  

http://www.enfermedad-de-crohn.com/Este enlace se abrirá en una ventana emergente



Asociaciones de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa de Castilla y León

 ACCU Burgos
 C/ Jerez, 13 - 09006 Burgos
 Amable Agustín Arteaga
 Teléfono: 947 23 70 20
 Web: http://www.accuburgos.com

 ACCU Burgos

 ACCU León
 Centro de Acción Voluntaria
 C/ Frontón, 7 - 24008 - León
 José Antonio Pérez Vázquez
 Teléfonos: 987 24 31 52 - 630 860 588
 Días de atención: LJ 17:30-19:00

 

 ACCU Salamanca
 Pl. Nueva de S.Vicente, Local 7
 37007 Salamanca
 Felipe A. Martín de Manueles
 Teléfono: 923 21 74 14
 Días de atención: J 19:00-21:00

 

 ACCU Soria
 Paseo de Santa Bárbara - 42005 Soria
 Arturo Herraez Hurtado
 Teléfono: 652 00 67 42
 Días de atención: Llamar para previa cita

 

 ACCU Valladolid
 C.C.Delicias-Ps.Juan Carlos I, 20 - 47002 Valladolid
 Fernando Gómez Ramos
 Teléfonos: 983 47 80 32 - 686 717 063
 Fax: 983 47 55 27
 Días de atención: J 19:30-21:00
 E-mail: valladolid@accuesp.com